Las zonas pobres en oxígeno se han cuadriplicado en cincuenta años.

In by Joyce

Los fertilizantes y la contaminación industrial originan cada vez más zonas pobres en oxígeno y zonas muertas en nuestros océanos. En estas zonas muertas apenas hay oxígeno, por lo que no existe posibilidad de vida para las plantas y animales marinos. Un estudio de Science publicado en enero de 2018 es alarmante.

Camiones fertilizantes para el abono de tierra: los fertilizantes, responsables de las zonas pobres en oxígeno en los océanos.
Los fertilizantes y la contaminación industrial originan cada vez más zonas pobres en oxígeno y zonas muertas en nuestros océanos.

Disminución del oxígeno a causa de la contaminación industrial.

Los fertilizantes en las costas son capaces de disminuir el contenido en oxígeno de tal forma que la vida en los océanos es casi imposible o desaparece totalmente. Los peces evitan estas zonas muertas. Según los científicos de Science el problema es todavía mayor: un contenido de oxígeno bajo también puede multiplicar los óxidos de nitrógeno. El óxido de nitrógeno es un gas con efecto invernadero 300 veces más potente que el CO2.

Más del 50% de todo el oxígeno del planeta se forma en los océanos. Las zonas pobres en oxígeno surgen a causa de la ganadería y la agricultura.

Los pequeños pescadores de las costas ven disminuir sus rendimientos a medida que disminuyen las poblaciones de peces. También el turismo se ve amenazado. Muchos lagos y ríos interiores han pasado a ser pobres en oxígeno o están a punto de pasar a serlo.

«un ecosistema que no está sano puede tener consecuencias a largo alcance» , afirma Lisa Levi, bióloga de la Universidad de California

El calentamiento del planeta es otra de las causas de las zonas pobres en oxígeno

El agua más caliente contiene menos oxígeno que el agua más fría. Los fertilizantes a orillas de estuarios y riveras de los ríos son los grandes culpables. Las causas más directas son la ganadería y la agricultura no ecológica.

Estos fertilizantes hacen que proliferen algas en el agua. Las algas toman el oxígeno del agua. Como resultado, los ríos y lagos se vuelven verdosos y pobres en oxígeno. ¡No lo estamos haciendo bien!

Algas verdes en las rocas de un lago. Las algas toman el oxígeno del agua.
Las algas toman el oxígeno del agua. Como resultado, los ríos y lagos se vuelven verdosos y pobres en oxígeno.
¿Qué puedes hacer tú para evitar las zonas muertas o pobres en oxígeno en los océanos?

1. Come menos carne o no comas carne.
De esta forma, llegarán a los océanos menos fertilizantes y residuos orgánicos.
2. Apoya la lucha por zonas oceánicas protegidas.
Las especies de peces pueden recuperarse aquí en total tranquilidad.
3. Exige un mejor tratamiento de las aguas por parte de las autoridades.
De forma que llegue menos agua contaminada a los océanos.
4. Apuesta por alimentos biológicos para contribuir con el medioambiente.